cazadores de eclipses

martes, octubre 10, 2006

Cansancio, agotamiento, dolor de hombre.


El puente viene como anillo al dedo, necesito descansar unos días. Dejo la ciudad en medio de sus fiestas, con la música en las calles y el vaivén del gentío en busca de la diversión. Me voy a Teruel a descansar, a tomar fuerzas, lo que queda del año va ser movidito. Antes de retirarme de vientoatroz por tres o cuatro días dejo colgadas algunas dudas: ¿es necesario que sean días de fiesta para que haya teatro por la calle? Es un hecho que el género no pasa por su mejor momento pero quizá un cierto aperturismo de los luagres públicos a las representaciones devolverían la ilusión de la gente hacia el teatro. Otra cuestión: ¿entrará Luis Aragonés en razón y dejará de decir cosas sin sentido y se marchará?

Todo a la vuelta de estos días, imagino. Aunque sé que alguna visita haré a este blog y trataré de contar cosas de mis días de retiro. Teruel, allá voy.

1 Comments:

At 3:12 a. m., Anonymous Almu said...

"Sucede que me canso de ser hombre", decía Neruda. El otoño tiene cosas buenas... "el día lunes arde como el petróleo" (se me ha metido el poema, no puedo evitarlo), pero qué haríamos si no, cómo valorarías la vuelta a casa aprovechando un puente. Viene el membrillo, el cabello de ángel... ja ja ja. Descansa; te lo has ganado.
P.D.: Ya sabes que las hay que van por la calle haciendo el payaso... las hay que te actúan; ¿quién dice que el género está en crisis? ¡¡¡Arriba el género!!!

 

Publicar un comentario

<< Home